Los 5 errores ortográficos más frecuentes. Primera parte.

Errores ortográficos. Sin duda que los errores ortográficos empañan cualquier lectura. Ya sea una lectura sobre un libro, algún informe, una carta que dirigimos a un ser querido, o simples mensajes de texto. Generalmente la persona que recibe nuestro texto, al observar los errores ortográficos, seguro que enfoca su atención en ellos, y parte del mensaje que queremos transmitir podría perderse.

Una ortografía correcta demuestra que a la persona le interesa usar adecuadamente su propia lengua, y evidentemente se vuelve nuestra carta de presentación, ya que la ortografía y nuestra forma de escribir dice muchísimo sobre nuestra personalidad y nuestras costumbres.

Es por ello que hemos realizado este primer artículo para mostrar algunos de los errores ortográficos más comunes en el idioma español. Muchos de estos errores los podemos cometer incluso de forma inconsciente, sin embargo si sabemos la diferencia entre algunos de los términos y las palabras, seguro será mucho más fácil para nosotros evitar cometer estos errores ortográficos. Veamos algunos de ellos:

  1. Errores ortográficos / Tú y tu.

La diferencia entre estas dos palabras la podemos notar de la siguiente manera:

– Tú: en este caso se trata de un pronombre personal y lo debemos usar con acento cuando nos referimos a una persona. Por ejemplo:

Tú eres muy honesto.

– Tu: el «tu» sin el acento se refiere a un objeto de posesión. Por ejemplo:

Tu chaqueta me parece bonita.

  1. Errores ortográficos / Mí y mi.

También entre estas dos palabras hay diferencia. Está el uso de la palabra «mí» con acento y el uso de la palabra «mi» sin el acento. Evidentemente se usan en contextos diferentes, así que veamos cómo podemos utilizarlas.

– Mí: el «mí» con el acento hace referencia a un pronombre personal. Por ejemplo:

Me demostré a mí mismo que era posible lograr los objetivos.

– Mi: el «mi» sin el acento está orientado o se refiere a un objeto o algo de mi posesión. Por ejemplo:

Mi perro se divierte jugando conmigo.

  1. Errores ortográficos / Haber y a ver.

Seguro que este error ortográfico lo hemos notado en muchísimas ocasiones. Existe el «haber» con H, y otro término diferente que es «a ver».

– Haber: el término con H que es «haber» se trata de un verbo que señala que existe un objeto o cosa. Para colocar un ejemplo:

Debe haber algo que podamos hacer al respecto.

– A ver: el término «a ver», que es muy diferente del anterior, es la suma de la preposición a y el verbo ver. Un ejemplo de su uso puede ser:

Voy a ver si están listos los resultados.

 

  1. Errores ortográficos / Hay, ahí, ay.

Otro de los errores ortográficos muy comunes en el idioma español es la diferencia entre «hay, ahí, ay». Evidentemente se utilizan en oraciones diferentes, y en contextos completamente distintos, así que veamos cómo podemos hacer uso de ellos.

– Hay: el término «hay» se trata de la conjugación del verbo haber. Un ejemplo de esto en una oración puede ser:

Hay muchos libros que organizar.

– Ahí: este término es utilizado en un contexto muy diferente al del anterior, ya que es un adverbio que señala un lugar. Por ejemplo:

Ahí está mi carro.

– Ay: en el caso del término «ay», se trata de una interjección u onomatopeya, como por ejemplo: eh, ah, ups, ouch. Una oración en la que podemos utilizarlo sería:

¡Ay, me duele mucho!

Como podemos notar, hay muchos términos que utilizamos con bastante frecuencia, en los cuales al momento de escribir podemos confundirlos. En esta primera parte de los errores ortográficos frecuentes, hemos notado cuatro errores comunes en la escritura. En el siguiente artículo observaremos algunos más, para que los citemos al momento de realizar cualquier redacción por más simple que sea.

Si te ha gustado este artículo, por favor comenta y comparte con los botones sociales que tienes aquí debajo.

Ayuda a que otras personas con el mismo interés que tú, tengan la oportunidad de seguir aprendiendo de nuestro contenido.

1 comentario

Los comentarios están cerrados.